cesar navarro tabernero · Dec 02, 2016 at 16:15
de Sergio Herreros Hueros - martes, 23 de febrero de 2016, 14:49

Hola buenas,

tema complicado sacas....



A mi en primer termino, lo de que sea obligado , se deberia matizar,, y si el joven agricultor es Ingeniero agronomo por ejemplo, elige el si se puede asesorar el mismo, los temas de asesoramiento...



voy a leer los adjuntos y ya comentare

Un saludo
cesar navarro tabernero · Dec 02, 2016 at 16:15
de Cesar Navarro Tabernero - miércoles, 24 de febrero de 2016, 11:01

Gracias por tu respuesta.

En cuanto al ejemplo que comentas de "auto asesoramiento" tan sólo indicarte las dificultades para que un titulado sea capaz de "realizar un asesoramiento de explotaciones completo y multidisciplinar". El asesoramiento en materias de agronomía, ecología, economía, mercados y desarrollos productivos, ganadería (en su caso), legislación básica del pais, sería muy complicado que fueran convenientemente desarrollados por un único técnico.

En relación a este caso la Orden sí que establece que el ingeniero cumpliría los requisitos de formación mínima, siendo necesaria para la primera certificación y también para la solicitud de derechos a la Reserva Nacional.

cesar navarro tabernero · Dec 02, 2016 at 16:15
de Olga Puente Gavilán - lunes, 29 de febrero de 2016, 17:12

Buenas a todos:

En principio, el concepto de "Entidad de Asesoramiento" me parece interesante, si bien tengo mis dudas a la hora de ponerlo en práctica y los problemas que esto pueda acarrear.

Parto de la idea que un agricultor es un empresario, y no tiene que sólo producir, sino que también que saber gestionar su explotación. Desde mi experiencia profesional, cuando se acerca un jóven agricultor a pedir información, pocos tienen las ideas muy claras, no se han parado a realizar un estudio de los costes de su futura inversión, los trámites administrativos a realizar, etc...

No todos lo jóvenes son así, ¡menos mal!, pero algunos de ellos, incorporarse, es "ir a la caza de subvenciones", muchos vienen de otros sectores que se han quedado sin trabajo, otros tienen una idea idílica de la agricultura y de la ganadería, para algunos son una fórmula para que sus padres o familiares puedan acceder a ayudas que por sí mismos no la obtendrían, hipotecando el futuro del jóven, haciendo que no pueda trabajar en algo para lo que han estudiado (ejemplo: incorpora a la hija que estudia farmacia y no piensa que tiene que cumplir los requisitos de agricultor activo y profesional durante 3 años), y así varios ejemplos podría dar.

En este aspecto creo que las Entidades de Asesoramiento podrían ser una ayuda, si bien, desde las Oficinas Comarcales Agroalimentarias han ido realizando esta labor de manera muy eficiente, eficaz, directa y cercana con los agricultores/ganaderos, no obstante con la figura de las entidades Asociativas podrían descongestionarlas un poco.

En Aragón, para ser una Entidad de Asesoramiento hay que solicitarlo y se hace una baremación. Los requisitos mínimos son tan exigentes que sólo pueden acceder generalmente las Cooperativas y Sindicatos Agrarios, dificultando que muchos profesionales del sector por ser autónomos o pequeñas empresas no puedan acceder a ello. Da la sensación, que es David luchando contra Goliat, y este desequilibrio hace que me pregunte si no será una manera enmascarada de subvención a estas entidades, de ahí viene mi grado de incredulidad.

No sé, todo se andará y se verá. Espero confundirme. Gracias por leer mi reflexión