Robert · Oct 15, 2018 at 12:15
Claramente, la implantación de un sistema de riego por goteo es fundamental para la producción de uva para vinificación. En un primer análisis, podría parecer contraproducente, ya que el riego aumenta la cantidad de uva producida, pero no el grado de azúcar de la misma. No obstante, la aplicación de pequeñas cantidades en los momentos propicios, favorecen una mayor salud del racimo y de la planta. Además de esto, aseguran la producción en campañas con escasa pluviometría. Esta práctica, permite también modificar el laboreo del terreno, permitiendo el cultivo en pradera, evitando así tener que practicar continuos pases con el arado para eliminar las malas hierbas y esponjar el terreno.

Robert Tingle Carreras - Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA).