Maria Jesús Rodríguez · Aug 05, 2019 at 13:29
Las industrias agroalimentaria y maderera genera gran cantidad de residuos muchos de los cuales pueden ser reciclados o recuperados. El problema muchas veces está en que las técnicas para aprovechar los residuos son caras y en muchas ocasiones no compensa económicamente hacerlo. Así, en algunos países se pueden descubrir vertidos clandestinos de sustancias, procedentes de empresas de este sector, en ríos que ocasionan ambientes peligrosos para la vegetación, los humanos y los animales. Otras veces no se trata de sustancias peligrosas pero si su vertido daña el paisaje como sucede en el caso de restos de madera de árboles.
La utilización del material descartado por las empresas contribuye en gran medida a disminuir los residuos en vertederos e incineradoras y por ello, a mejor el medio ambiente. En este sentido el esfuerzo se tiene que enfocar en la utilización de técnicas poco costosa para que el proyecto sea viable económicamente.
Por otro lado, la reutilización de los residuos como fitosanitarios promueve una agricultura ecológica con repercusiones favorables tanto en la tierra de cultivo como en la salud de quien consume esos productos que han sido tratados con compuestos naturales.

Maria Jesús Rodríguez - Facultad de Veterinaria. Universidad de Zaragoza