Juan Ramón Ferrer · Sep 12, 2019 at 14:26
España produce algo por debajo, como media, de 40 millones de hectolitros de vino anualmente, siendo el consumo alrededor de 10 millones de hectolitros anuales. Ello quiere decir que en grandes números un 70% de la producción deber ser exportada. Evidentemente se trata de una cifra agregada del sector y no una realidad común para todas las bodegas, es decir que no todas las bodegas deben exportar el 70% del vino elaborado. No obstante pone de manifiesto el tamaño del mercado al que se enfrenta la empresa a la hora de vender sus productos. Sin embargo, los estudios demuestran que no todos los tipos de vinos se encuentran ante la misma realidad, ni todas las regiones se enfrentan a igual escenario, por ejemplo, el vino blanco tiene una mejor aceptación en el mercado nacional y sobre todo en el local.

En consecuencia y en respuesta a la pregunta realizada, la bodega, en general, debe pensar en la exportación como la vía necesaria para crecer sus ventas, incrementar sus posibilidades de crecimiento y alcanzar sus objetivos.

De alguna manera podríamos hacer el símil entre el nivel de inglés que nuestros padres tenían, y el qué desearíamos que tuviesen nuestros hijos. La exportación ya no es una opción sino que es una necesidad, a la que no debería renunciar ninguna bodega.

Juan Ramón Ferrer - Facultad de Empresa y Gestión Pública. Universidad de Zaragoza