Yoko Higaki · Sep 18, 2019 at 14:33
El primer paso para detectar un posible fraude varietal en frutales es observar el fenotipo de material vegetal, es decir el conjunto de caracteres visibles que presentan los diferentes frutales, como puede ser el comportamiento de crecimiento y características de las hojas y los frutos. Sin embargo, es probable que no se puede detectar a simple vista, especialmente antes de la fructificación. Independientemente de tener duda en una determinada variedad o no, la detección de la adulteración es posible mediante la determinación de un perfil de huella genética con marcadores genéticos comparando con los de la variedad certificada como referencia.

El procedimiento consiste en extraer ADN a partir de material vegetal y amplificar ese material genético con un determinado número de marcadores genéticos, y posteriormente analizar el tamaño de sus genes amplificados. A continuación, se construye un perfil genético con los resultados y se compara con el perfil genético de referencia. Si el perfil genético de la muestra analizada no coincide con el certificado se trataría de un caso de fraude. Esta técnica está condicionada por la existencia del estudio de perfiles genéticos de cada especie.

Este tipo de determinaciones se realizan con técnicas de biología molecular disponibles en laboratorios especializados.

Yoko Higaki - Fundación Parque Científico Tecnológico Aula Dei.
yhigaki@pctad.com